Páginas

jueves, 19 de septiembre de 2013

CUPCAKES RED VELVET

Después de mi primera tarta,mi siguiente objetivo eran los cupcakes.
Muchas veces había horneado magdalenas para mi peque (a él le encanta ayudarme a hacer la masa,colocar las cápsulas...) así que busqué algo diferente a las magdalenas normales y me decanté por hacer unos red velvet que eran todo un reto para mí porque ni siquiera los había probado antes,así que me lancé a la aventura de un sabor desconocido.
La receta como yo los hice fue esta:
- 55 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 150 g de azúcar
- 1 huevo
- 20 g de cacao puro en polvo (yo Valor),se puede añadir más cacao pero os dificultará la labor de conseguir un rojo intenso en la masa.
- 1 cucharadita de aroma de vainilla
- 1 yogur natural sin azucarar (la receta original pone que se utilice buttermilk ,pero como es algo difícil de conseguir,la opción que daban es mezclar 120 g de leche con 1/2 cucharada de zumo de limón y esperar 5 minutos a que se corte la leche y añadir,a mí esto me da un poco de yuyu así que buscando por varios blog encontré la opción del yogur que me da más confianza)
- 150 g de harina
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de vinagre
- Colorante alimenticio rojo

Mezclamos por un lado el azúcar y la mantequilla con la batidora y a continuación añadimos el huevo y la vainilla y seguimos mezclando.Añadimos el yogur y aparte mezclamos la harina con el cacao y tamizamos y vamos añadiendolo poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de batir.En este punto añadimos el colorante,según la intensidad que queramos darle,yo usé el rojo de Wilton.En un vaso aparte mezclamos el vinagre y el bicarbonato y cuando comience a hacer burbujas,se añade a la masa anterior.Ahora metemos la masa en las cápsulitas y al horno previamente precalentado a 170 º y se hornean durante unos 20 minutos.




                                                       


Después se dejan enfriar en una rejilla,y finalmente a decorarrrrrrrrrrr



                                         



La decoración está hecha con una rica buttercream de queso:
- 125 g de queso tipo philadelphia
- 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 300 g de azúcar glass
Se bate la mantequilla con el azúcar glass y a continuación se añade el queso sin batir demasiado para que no quede muy blanda la mezcla,y a comerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.

Lo cierto es que los cupcakes estaban de muerte y hacen digno honor a su nombre "terciopelo rojo" porque son super-esponjosos.