Páginas

viernes, 17 de enero de 2014

PANTERA ROSA CASERA

Aunque me apasiona la repostería creativa,que más que pasión es obsesión,también me encantan los pastelitos clásicos,esos que con sólo ver el envase se te van los ojos.
Pues hoy tenía un "monazo" de comer uno de esos pastelitos y el elegido fue ¡¡¡LA PANTERA ROSA!!!,pero claro ganas de bajar a comprarlos ninguna,ganas de ponerme a hornear milllllllll,jeje para eso siempre hay ganas.Así que aquí el experimento





BIZCOCHO
-200 g de azúcar
-200 g de harina
-6 huevos
-aroma de vainilla
-zumo de naranja o mandarina

Comenzamos batiendo el azúcar con los huevos hasta de doble su volumen.Añadimos una cucharada de aroma de vainilla y otra de aroma de naranja o en su defecto un buen chorro de zumo,en mi caso fue zumo de clementina.Luego tamizamos la harina y vamos añadiendo en tres tandas mientras seguimos batiendo con cuidado para que no se nos baje la masa.

Con el horno precalentado a 180 º,metemos nuestro molde previamente encamisado con papel de hornear y lo dejamos unos 20 minutos.
Os dejo las fotos del bizcocho recién salido para que os hagais una idea de la altura y el largo del molde que yo usé.





RELLENO
-200 g de nata de montar
-100 g de leche condensada
-aroma de vainilla y de naranja

Mezclais todos los ingredientes y montais bien la nata.

AHORA VIENE LA PARTE DIFÍCIL DE LA RECETA : cogéis el bowl donde hayáis montado la nata y lo ponéis en una estantería bien alta,lejos de vuestra vista.Este paso es muy importante porque sino mientras esperáis a que se enfríe el bizcocho os la coméis a cucharadas hasta hacerla desaparecer, ESTÁ DE MUERTEEEEE.

Cargáis la manga pastelera con esta mezcla y una vez que el bizcocho esté frío lo cortáis en porciones y rellenais.






En este paso he tenido un pequeño percance.¿Os acordáis de esa escena de la peli de Scary Movie donde la chica en un acto de potencia masculina ( por decirlo finamente),la chica acaba saliendo despedida y pegada al techo?¿Os acordáis?jaja bueno pues algo así me ha pasado hoy a mí cuando me ha explotado la manga pastelera y mi cara,mis muebles y hasta el techo de la cocina acabaron llenos de nata montada grrrrrrrrrrr,inmediatamente me vino a la cabeza esa escena de la peli jaja de desastre vamos.

Vamos al paso siguiente.

LA COBERTURA

-250 g de chocolate blanco de cobertura
-50 g de mantequilla

Ponemos aproximadamente un minuto las dos cosas a derretir en el microondas,ir controlando de 15 en 15 seg por si acaso.Lueo tenéis varias opciones,o bien añadir nesquik de fresa,o aroma de fresa o lo que hice yo que fue echar sirope de fresa.Problema con el que me encontré: el chocolate "se corta" fácilmente en cuanto le añadimos cualquier cosa extraña.Así que all ponerle el sirope quedó un aspecto un poco raro que de ninguna manera servía para cubrir,Aparte de esto le añadí unas gotas de colorante en gel de la marca Wilton con lo que acabé de liarla.Menos mal que soy una mujer de recursos y me acordé que para el chocolate hay que usar colorantes liposolubles,es decir, con una base oleosa.Así que ante un problema,una solución: añadís aceite de girasol a la mezcla de poco a poco y vais batiendo,y "voilá" la mezcla queda reconstituida ideal para podel bañar nuestros pastelitos.

Y así quedan por dentro, ummmmmmmmmmmmmmmm rico rico,nada que envidiar a los originales




-