Páginas

martes, 25 de marzo de 2014

COMO HACER PASTAS TIPO REGLERO

Todos los días me digo a mí misma que tengo que empezar con la operación bikini,que tengo que proponerme bajar mi ingesta de calorías,que pronto hay que empezar a lucir cuerpo...y un montón de tonterías más que luego soy incapaz de cumplir.

No sé si echarle la culpa a la astenia primaveral,o al hecho de que llueva sin parar y tener que quedarme toda la tarde en casita,o a que quizá estoy un poquito obsesionada con este mundo de la repostería ( bueno un poquito no,un muchito paa que nos vamos a engañar,jaja ) ,pero al final siempre acabo encendiendo el horno para hacer algo dulce,que se le va a hacer no tengo remedio.

La cosa es que hoy después del gran diluvio de las 11 de la mañana tenía muy claro que tocaba tarde de horno,y después de tanta tarta y tanto bizcocho,pues cambié las tornas y me decidí a hacer unas galletas.Quería hacer algo tipo pastas de té con almendra y al final saieron estas galletas que os recordarán sin duda a las tan conocidas pastas de Reglero,y es que el sabor es casi idéntico con la ventaja de que
son totalmente caseras y así nos aseguramos de que los ingredientes son 100% naturales.

Bueno vamos al lío:

PASTAS ALMENDRADAS TIPO REGLERO



- 150 g de almendra molida
- 150 g de azúcar glass
- 230 g de harina de repostería (tb llamada de fuerza)
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de canela
- 1 cucharada de aoma de vainilla ( o 2 cucharaditas de azúcar vainillado)
- 160 g de aceite de girasol

La preparación más sencilla no puede ser.
Echamos en un bowl todos los ingredientes menos el aceite y mezclamos bien con una espátula o cuchara grande.Cuando esté bien mezclado incorporamos el aceite y vamos trabajando la mas primero en el bowl y luego ya con las manos.
Precalentamos el horno a 180 º y estiramos nuestra masa entre dos papeles de horno,para luego cortarla con un cortapastas redondo,y las vamos colocando un poquito separadas en nuestra bandeja de horno.Podéis hacer como yo y colocar alguna almendra entera en el centro de algunas de las galletas.



Una vez que estén el la bandeja,las pincelamos con un huevo batido y horneamos entre 15 y 20 minutos ( yo 15 minutos pero es que mi horno va volao).
Pasado el tiempo las sacamos y dejamos 5 minutos en la misma bandela de horno para luego pasarlas a enfriar totalmente a una rejilla.



Ahora ya podéis dejarlas así o darles un baño con chocolate derretido al que le añadiréis una pizca de mantequilla y las bañáis con una brocha.
También podéis darles el baño blanco con unas cucharadas de azúcar glass al que añadiréis unas gotas de agua hasta que coja consistencia parecida a la pasta de dientes.


Y a disfrutarrrrrrrr.