Páginas

martes, 1 de julio de 2014

HELADO DE VAINILLA

Hoy me reincorporé al trabajo después de 15 merecidíiiiisimos días de vacaciones,así que también he vuelto a las andadas con las recetas.Llevo un tiempo sin escribir en el blog y hoy para inagurar el mes de Julio os traigo una receta fresquita,a la vez que sencilla.

Aunque aquí en Asturias tenemos un tiempo más otoñal que otra cosa,la verdad es que no apetece mucho encender el horno,así que de aquí a una temporada experimentaré con las recetas de helados para sacarle partido a mi nueva adquisición,UNA HELADERA!!!!jeje creo que como siga así tendré que salir de casa porque entre moldes,cortadores,marcas varias de fondant,colorantes,aromas...creo que necesito una cocina más grande para tanto cacharro.

En fin la cosa es que ví una maquinita de estas muy baratita en el Lidl y claro cualquiera se resiste a comprarse el cacharrito este con estos días de calor y encima en ¡¡¡color rosa!!! Es tannnnnnnnn mona.






En fin vamos al lío,os pongo la receta y dos formas de hacerlo,una con heladera y otra sin ella,aunque por rapidez y comodidad os recomiendo haceros con una,no llega a 20 euros y quiza todavía tengan existencias (que conste que Lidl no me paga para que les promocione,jaja)

HELADO DE VAINILLA
- 200 ml de leche semidesnatada
- 100 g de azúcar
- 2 huevos
- 1 cucharada de aroma de vainilla
- 200 ml de nata para montar

*Con heladera
En mi caso la cubeta de la heladera hay que meterla en el congelador unas 24 horas antes,así que ayer por la tarde la envolví con film transparente y la metí al congelador.
Empezamos poniendo en un cazo a calentar la leche y el azúcar,hasta que notemos que el azúcar se ha disuelto completamente.Por otro lado tendremos los huevos en un cuenco bien batidos.
A continuación dejamos templar un poquito la mezcla de la leche y volcamos sobre los huevos.Batimos todo y lo volvemos a poner al fuego junto con el aroma de vainilla.Procurad ir controlándolo porque deberá estar a fuego lento hasta que espese un poquito y con mucho cuidado de que no hiera,pues de lo contrario el huevo cuajaría.
Una vez hecho esto,dejamos enfriar y añadimos la nata,para luego meter todo a la nevera durante al mínimo 4 horas ( yo lo dejé desde la noche anterior).
Ahora viene lo más fácil que es añadir la mezcla a la heladera y dejar 40 minutos hasta que coja cuerpo.En este punto ya podemos degustarlo o meterlo al congelador para que quede aún más durito.




Y lo más difícilllllll es no comerse el medio kilo de helado de una sola vez,está buenííííísimo!!!!




*Sin heladera
Seguir todos los pasos de la preparación de la masa.La diferencia es que una vez que la mezcla esté bien fría de la nevera,deberá meterse al congelador,y durante 2 ó 3 horas sacar a intervalos de 40 minutos y batir enérgicamente para romper los posibles cristales de hielo que se puedan ir formando,solo así conseguiréis un helado muy muy cremoso.

Como véis la preparación es igual en los dos casos,pero con la maquinita nos quitamos el embrollo de estar sacando el helado cada poco para batirlo.

Como siempre espero que os animéis a probar la receta y que me contéis el resultado.

Os dejo que se me derriteeeee