Páginas

martes, 19 de agosto de 2014

TODO SOBRE EL FONDANT

Últimamente paso muy poco por el blog,aveces por falta de tiempo,otras veces por falta de inspiración.

Me resulta mucho más fácil colgar las fotos de lo que hago en Facebook,allí al menos veo algún "me gusta" o comentario que me alegran el día,porque a decir verdad ni siquiera sé si todo esto que escribo en este pequeño rinconcito sirve para algo.

Cuando abrí la página en Facebook mucha gente me mandaba privados para pedirme recetas de galletas o bizcochos y me pareció buena idea empezar a escribir por aquí las recetas para facilitar la búsqueda a esas personas,hoy aproximadamente un año después veo lo difícil que resulta tener visitas o comentarios en un blog,por lo que a veces me pregunto si de verdad tiene sentido mantenerlo abierto.

Hoy no os voy a escribir una receta,ni siquiera voy a poner fotos de mi último proyecto,hoy quiero hablar de cómo me siento acerca de lo que hago.

Empecé a hacer tartas de fondant por buscar un entretenimiento y una forma de desestresarme y de tener un ratito para mí,un ratito en el que hacer algo que me guste.Desde siempre me gustó el mundo de la repostería y a raiz de los 3 años que el peque tuvo APLV (alergia a la proteína láctea de la vaca) tuve que ingeniarmelas para hacerle tartas que pudiera comer,pero claro sin demasiados adornos,así que cuando superó su alergia quería abrirle un mundo de sabores y de diseños para que él solito los disfrutara.de esta forma comencé a hacerles tartas de sus personajes preferidos,Halloween,etc.

Esporádicamente a partir de ahí empezaron a llegarme algunos encargos,y abrí la página pensando que esto iba a ser fácil,nada más lejos de la realidad.

Me encuentro con mucha gente que me dice que le encantan mis tartas por la decoración pero que en alguna ocasión han probado alguna de este tipo y que no les gustan o que son muy empalagosas o etc

Por alguna extraña razón las tartas fondant tienen mala fama,que si llevan colorantes,que si el bizcocho es seco,que si hay tartas muchos más sabrosas...

Por lo que hoy quiero aclarar las cosas.

Para empezar casi todo lo que comen los niños (gominolas,cantimploras,gusanitos de esos naranjas y muchas cosas más) llevan colorantes y no por ello les prohibimos que se los coman,eso sí esporádicamente.La cantidad de colorante que se usa es la puntita de un palillo a veces para cubrir toda una tarta,así que no hace falta asustarse sobre todo cuando la gente lee que pueden tener efectos negativos sobre la atención de los niños,coño pero si es que eso lo pone hasta los polvitos esos de colorante que se hecha a la paella, no creo yo que la gente ponga el grito en el cielo por eso,aparte que los efectos negativos como siempre serían en caso de ingerir grandes cantidades y no creo yo que un niño se coma 1 kilo de colorante en su vida.

Que los bizcochos son secos me niego a reconocerlo.En mi caso NUNCA y lo digo con mayúsculas,nunca he usado un MSC,ni tan siquiera un cuatro cuartos.Busco bizcochos jugosos que son más inestables ala hora de forrarlos,pero compensa porque con apenas un poquito de almíbar y un buen relleno consigues que la tarta sea igual de apetitosa por fuera que por dentro.

Que son empalagosas,depende.La idea es huir de la buttercream clásica y en su lugar rellenar con una SMBC o un ganache y la tarta ganará en sabor con mucho menos azúcar.

El tema del fondant ya es en gustos.Igual que con los bizcochos,soy muy cuidadosa a la hora de escoger un fondant.Sodifer es genial para cubrir pero lo descarté por sabor.He leido muchas opiniones del Sweet art,así que compré un paquetito pequeño para probarlo,y descartado también,ni siquiera pienso probar el resultado que da para cubrir,porque ya de mano el sabor no me gusta.En lugar de éstos,utilizo el Squires Kitchen con un precio bastante superior (más de 7 euros de diferencia la caja de 5 kilos) y con la dificultad de que es mucho más blando,pero de sabor es insuperable,hasta el momento la gente hasta se sorprende de que el fondant sepa rico.

Que aún así no te gusta el fondant,es tan sencillo como apartarlo,se despega superfácil de la tarta y listo.

Que hay tartas mucho más ricas,bueno eso va en gustos,A título personal me encantan las tartas de queso,la de tres chocolates...pero estamos hablando de que estas tartas pueden comerse cualquier día.Las tartas fondant son exclusivas,reservadas para esos días inolvidables en que queremos sorprender a alguien y que forman parte de un regalo personalizado que la persona que lo recibe no olvidará,en serio os digo que compensa ver la cara de la gente que las recibe.

El porqué de todo esto es que estoy cansada de que la gente opine sin haberlas probado,de que discutan el precio,de que no se decidan a encargarlas por miedo a que no les guste.

Empecé este proyecto con mucha ilusión pero creo que pronto tendrá su final,al fin y al cabo para que perder tantas horas en intentar mejorar si nadie va a valorar nuestro trabajo.

Otra cosa a comentar es la legalidad o ilegalidad de hacerlas en casa.No sé como puede haber tiendas que se quejen de la "competecia" de las que hacemos cosillas desde casa.Yo sólo hago cosas para conocidos o amigos de esos conocidos,ya sabéis que aquí lo que funciona es el boca a boca.Obviamente si a alguien le gusta una de mis tartas y me la pide no le voy a decir que no y mucho menos le voy a decir que sí regalandosela,más aún con lo costosos que son los materiales y el tiempo que se emplea en hacerlas,así que no veo el problema de recibir un dinero a cambio de un trabajo,vamos que no me voy a hacer de oro con esto,eso que quede claro,es más lo poco que gano lo gasto en comprar más libros y cacharros así que al final quedo a pre.Lo que no es normal es que tengas una tienda donde vendas cajas de 5 kilos de fondant y donde des cursos de como forrar una tarta de pisos y luego te quejes de que la gente haga tartas en casa,un poco contradictorio ¿no?.

Yo no sé donde me llevarán mis pasos,seguiré haciéndo repostería porque es mi pasión,y cada cuál que opine lo que quiera.

Gracias por leerme,un saludín