Páginas

viernes, 27 de febrero de 2015

GALLETAS PARA PINTAR

Las galletas para mí son una vía de escape.

Son algo más que galletas.

En cierto modo me sirven para relajarme,para evadirme y para olvidar las tensiones acumuladas del día a día.

Por eso necesito total tranquilidad cuando me pongo a decorar galletas.

Pero claro con un niño de 5 años en casa, en un poco complicado encontrar esos momentos de tranquilidad.Ellos lo quieren tocar todo y quieren participar en todas las actividades de casa,lo cual es bastante normal.

Si tú también tienes hijos seguro que me entiendes: "Mamá deja que te ayude", "Mamá ¿yo también puedo pintar una galleta?".

Adoro pasar tiempo con mi hijo,pero reconozco que aveces con él revoloteando por la cocina, la actividad de decorar galletas no es precisamente relajante.

Así que se me ocurrió una idea.






Siempre me está diciendo que él también quiere pintar galletas y de hecho alguna vez le he dejado unos rotuladores comestibles para que pinte encima de una galleta previamente glaseada,pero claro él ve que es más divertido pintar con los pinceles,así que para facilitarle el trabajo he hecho lo siguiente:

Comenzamos glaseando la galleta en color blanco,dejamos secar y dibujamos el personaje elegido con rotulador negro.En este caso yo elegí una tortuga ninja.







Si tenemos tiempo y paciencia podrían repasarse esta líneas con una boquilla del número 1 y glaseado negro.En mi caso yo lo he dejado así porque no me daba el tiempo para más.

Con glasa de color blanco y boquilla del número 2 hacemos tres cuadrados a un lado.





Dejamos secar la glasa unas horas,y con colorante diluido en agua y un pincel pintamos esos cuadrados con los colores que llevará el dibujo.





Ahora sólo nos queda llenar un vasito con agua,preparar la galleta y un pincel.




El procedimiento será humedecer el pincel en agua,limpiar el exceso en un poco de papel y pasar el pincel por el cuadrado previamente pintado,tal como vemos en la imagen anterior.El color se desprenderá levemente y podremos pintar nuestro dibujo.




Aquí os dejo la imagen de mi hijo pintando su galleta.Me encanta ver sus diminutas manos manejando el pincel.




Y aquí su obra ya terminada.



Obviamente la pintura quedó toda esparcida porque es imposible pedirle a los niños que sean cuidadosos,pero esta actividad les encanta y además es ideal para prepararla en algún cumpleaños o fiesta con los amigos.

Lo mejor de todo es que es un dibujo totalmente comestible.Ni que decir quiere,que esta tortuga ninja desapareció rápidamente en cuanto fue fotografiada.

Si aún no sabes cuál es la receta que uso para mis galletas te recomiento que leas aquí.

Si además no quieres perderte nada te espero en facebook donde cada semana además de avisarte con los nuevos utoriales verás galletas y técnicas nuevas que no querrás perderte.

Nuevamente gracias por estar al otro lado,nos vemos la próxima semana.

Besos.

Eli.