Páginas

viernes, 13 de marzo de 2015

TUTORIAL GALLETAS NIÑO DE COMUNIÓN

Aprovechando que tenía que hacer un modelo de galletas de niño de comunión para enseñarlas a unas compañeras de trabajo,pensé que sería buena idea que el tutorial de esta semana fuese un paso a paso sobre cómo decorar una galleta en forma de niño de comunión.

Y es que sin saber cómo cada vez se ha ido ampliando más la costumbre de regalar como detalle una galleta personalizada en fechas tan señaladas como bodas,bautizos y comuniones.Lo cierto es que es una muy buena alternativa a la tan aburrida figura que se regalaba antaño y que llenaba las estanterías de nuestros salones,yendo tarde o temprano a parar a una caja o a un cajón olvidado o en el peor de los casos a la basura.

Así que con las galletas al menos nos aseguramos un detalle personalizado y comestible,que muy seguramente no andará rodando por nuestra casa y que además está muy.muy rico.

Esta es la galleta que vamos a decorar hoy,como siempre os digo se puede personalizar acorde al traje en cuestión,es decir,si va de marinero pues se pone el traje en color blanco y listo.Le podéis añadir una cruz o lo que querais,siempre dependiendo del atuendo del niño en cuestión.

Para esta galleta he preparado cuatro colores de glaseado.Si sigues el blog desde el principio sabrás que uso la glasa de consistencia única,si no sabes a lo que me refiero te aconsejo leerte este artículo.Recuerda que si acabas de llegar al blog en el indice encontrarás también el resto de tutoriales sobre decoración de galletas,al igual que recetas y otros post que te ayudarán en tu camino como repostera.

Como te iba diciendo he usado solo 4 colores:azul,blanco,ivory y marrón.todos ellos de la marca Americolor excepto el ivory que es de Wilton ,pero esto ya va en gustos.

A mí me gusta empezar marcando el contorno con rotulador comestible para guiarme a la hora de glasear,pero si lo prefieres puedes hacerlo a ojo.





Y una vez marcados esos contornos empezaremos a glasear,una zona sí,otra no,es decir,glaseamos zonas que no se vayan a tocar entre sí.
En la foto se ve mejor.




 Se hace así para que no se mezclen los colores y para conseguir volumen,además de que la zona de las mangas en los brazos quedarán marcadas al igual que ocurrirá en la zona que separa el cuello de la cabeza.

Dejaremos pasar unos 10 o 15 minutos antes de glasear el resto de las zonas.




 En unos de los niños he probado a hacer los ojos con el mismo glaseado,mediante la técnica del wet on wet,pero me ha convencido más pintar los ojos con rotulador comestible al final.

En esta foto anterior parece que van en chandal pero al ir añadiendo los detalles finales se irán transformando.

Dejamos a un lado el glaseado de los 20 segundos y cogemos la glasa madre en color blanco y con boquilla del número 2 embellecemos las mangas con unas líneas.




Con esa misma glasa madre y un poco de tono azul hacemos los detalles del pañuelo.



Dejamos secar todo unas 8 horas para pintar con rotulador comestible marrón los rasgos de la cara y aplicamos un poco de colorante en polvo rosa en las mejillas.

Con esto tendremos a nuestro niño listo para embolsar y regalar a nuestros invitados.

Recuerda compartir esta entrada si te ha gustado.

Te estaré esperando en facebook con las últimas novedades.

Cualquier comentario será bienvenido,así que siéntete libre para opinar,tus opiniones me sirven para mejorar.

Un dulce saludo y hasta la próxima semana.


Eli